Hábitos para cuidar coches ocasión turbo diésel

En España, 7 de cada 10 de los coches vendidos utilizan motor diésel turboalimentado. Además, entre los vehículos de gasolina, muchos ya cuentan con sistemas de sobrealimentación y, aunque algunos coches ocasión todavía cuentan con un motor atmosférico. Para alargar la vida útil de tu coche y para ahorrar en su mantenimiento, es conveniente seguir los siguientes consejos: 15

  1. Deja el coche unos minutos al ralentí, durante el arranque: el turbo necesita lubricación por lo que debemos esperar a que aumente un poco la temperatura para que el aceite bañe sus componentes. coches ocasión, coches ocasión VigoLo cual es aún más importante si el coche está en frío. De lo contrario, a largo plazo algunas piezas pueden sufrir daños y tendremos que en comprar un tubo nuevo.
  1.  Evita pisar el acelerador al arrancar: arrancar pisando el acelerador afecta algunas partes del motor y hace que sufran un sobreesfuerzo con lo cual su durabilidad se reduce. Es por ello que a la hora de arrancar es conveniente tener siempre el embrague pisado y sin acelerar.

  1.  Cuidado con el esfuerzo de circular con el motor en frío: no es bueno someter al motor a un sobreesfuerzo nada más arrancar, ya que solamente conseguiremos dañar algunas partes del propulsor que no han conseguido lubricar adecuadamente. Es por ello que te recomendamos esperar unos quince minutos para que el motor se caliente.
  1. Utiliza un aceite y un filtro de alta calidad: el aceite de mala calidad pueden afectar al buen funcionamiento de nuestro motor. Por eso es recomendable elegir siempre aceites de máxima calidad que suelen ser sintéticos y que además contribuirá a una mayor durabilidad de nuestro coche. En cuanto a los filtros, estos impiden que las impurezas y residuos del aceite accedan a la mecánica del coche. Es por ello que sí son de mala calidad pueden resultar muy perjudiciales para el motor.
  1. Realiza periódicamente los mantenimientosaunque las recomendaciones del fabricante sobre el mantenimiento del vehículo suelen ser óptimas, siempre es recomendable llevarlo al taller cada 15.000 kilómetros. Si nos pasamos más de 5.000 kilómetros, nuestro motor corre peligro.
  1.  Deja reposar el turbo antes de apagar el coche: si hemos estado conduciendo durante bastante rato a un buen ritmo, es importante que dejemos reposar han turbo antes de quitar el contar. Sí lo aprobamos de golpe, el aceite acaba porque armonizarse y detener la lubricación, con lo cual la turbina se queda a una temperatura muy alta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.